¡A por un armario más ético!

¡A por un armario más ético!

Cada vez más personas adquieren mayor conciencia del daño que estamos haciendo en el medioambiental. Bien sea prestando más atención a lo que comemos, lo que usamos, pero tal vez una de las áreas en las que menos hemos hecho avances es en la forma de vestir y de comprar aquello que utilizamos.

Te dejo una pregunta que quedó resonando mi mente ¿cómo crees que una marca puede vender un vaquero en 20 euros, rebajarlo y aún ganar dinero? Pues bien, no hay que ser economista para saber que su foco está en reducir sus costos al máximo para poder seguir esa “guerra  de precios” entre marcas.

Para hacer el ejercicio más sencillo, estos costos se podrían separar en dos grandes bloques la mano de obra y la materia prima. Como toda empresa que desea ser rentable (en esto no hay nada de malo)  se presionan ambos factores. Por un lado produciendo en lugares cuyas leyes laborales y condiciones salariales no permiten a sus trabajadores tener una vida digna y condiciones justas. Por otro lado, con unos materiales que por su precio no suelen ser de buena calidad, en gran parte con un alto % de plástico en su composición, que por mucho que nos guste cuando lo vemos en la tienda, en poco tiempo es probable que esté en la pila de ropa a tirar.

Les confieso, mi armario aun esta en mayor % compuesto por estas marcas de fast fashion y probablemente se quede así por un buen rato más. Pero aún así decidí tener un armario ético desde ya.

¿Cómo?

Es que podemos empezar a construirlo sin tener que tirar lo que tenemos hoy, porque… ¿qué hay de ecológico en eso?.

Pero si tomamos decisiones como

Voy a cuidar mi ropa para que nos dure lo más posible…

Voy a transformar estos vaqueros en unos pantalones cortos antes que comprarme unos en verano…

¿Realmente necesito comprarme esta X prenda?. Y en caso que así lo sea, voy a buscar primero en marcas sustentables ($$$) y opciones Vintage o Segunda mano ($).

Hay también propuestas como de H&M que están haciendo una línea de algodón orgánico y otras usando materiales reciclados.

Hay mucha información que podemos encontrar en las etiquetas de la ropa que compramos. Bien sea que es algodón orgánico, elaborada por trabajadores en condiciones óptimas “living wage”, respetuosas con el mediambiente “Greenwashing”. Una prenda ética bien sea cumpliendo uno o varios de estos argumentos trata de ser respetuosa con su entorno y personas quienes la elaboran.

Estas propuestas suelen ser piezas más caras que las que encuentras en el mercado del “fast fashion” pero también suelen ser más duradera. 

Si, este es el ADN de Liva y el estilo de vida que Michel y yo decidimos vivir y fue el motor para impulsar nuestra marca “Liva”.

Por último, les quería mostrar como he ido introduciendo esta filosofía poco a poco en mi estilo de vida, pero principalmente en mi forma de vestir…

Chaleco de pelos (falsos obviamente, jamás usaría de animales) – 2nd hand

El pantalón era largo y no me quedaba bien y los transforme en un culotte que están super de moda y de paso es un largo ideal que lo puedes usar durante casi todo el año.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *